martes, 29 de septiembre de 2009

Cierran 8 centros de rehabilitación por amenaza del narcotráfico: Conadic

(milenio.com): Ciudad de México.- Luego de asesinato masivo en lugares de rehabilitación, el Consejo Nacional contra las Adicciones informó que en Chihuahua cerraron sus puertas 8 centros debido a amenazas del narcotráfico y por incumplimiento con la normatividad.
“Nosotros tenemos información exclusivamente de Chihuahua que han cerrado 8 centros, pero también han cerrado muchos centros que no estaban en regla ni cumpliendo con todas las características que exige la normatividad”, dijo Carlos Rodríguez Ajenjo, secretario técnico del Conadic.

El funcionario federal reconoció que en Ciudad Juárez, Chihuahua, grupos de narcotraficantes utilizan los centros para ocultarse, pero no todos corren con suerte ya que son delatados a bandas rivales que entran a ejecutarlos y asesinan a todos los enfermos que se encuentran en su interior.
“Muchos son ser adictos, que están en tratamiento realmente, pero que poseen información muy importante y, por ello, las bandas de narcotraficantes entran a ejecutarlos”, precisó durante el anuncio de la XII Conferencia Latinoamericana de Comunidades Terapéuticas, a realizarse del 10 al 13 de noviembre.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Adicciones 2008, que se dará conocer de manera íntegra el 9 de octubre, los estados con mayor índice o prevalencia de consumo de alcohol se ubican en las zonas centro, sur y este del país.
Y los que tienen mayor prevalencia de consumo de drogas ilegales, precisó, se localizan en el norte del país, en estados como Nuevo León, que anteriormente no tenía una incidencia elevada y que ahora ya lo presenta.

En conferencia de prensa, Rodríguez Ajenjo también reconoció que diversos centros de rehabilitación no sólo son sitios de refugio de delincuentes sino también lugares donde se tortura, priva de su libertad y atenta contra los derechos humanos de los enfermos.
“Nosotros hemos cerrado 10 centros con el apoyo de la autoridad del Estado de México, en la zona de Nezahualcóyotl y de Chalco, y tenemos ahorita una demanda, una solicitud en la zona de Celaya y de San Miguel Allende (Guanajuato) sobre una organización que tiene este tipo de centros”, acotó.

Rodríguez Ajenjo reconoció que en el país 6 mil grupos de los llamados Jóvenes 24 horas, -que son muy diferentes a las 12 agrupaciones instaladas por la Sociedad Mexicana de AA- tienen anexos que incumplen con la recién modificada Norma Oficial Mexicana NOM-028-SSA2- para la prevención, tratamiento y control de las adicción.

Pero si bien, dijo, no desconocen su existencia, el Conadic “no tiene atribuciones para cerrar este tipo de centros” y responsabilizó de manera directa a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de su vigilancia.
Para Rodríguez Ajenjo es fundamental que, sin negar el acceso a los centros de rehabilitación ni violar la confidencialidad, los expedientes e historias clínicas deberán estar a disposición de la procuraduría locales y General de la República.

“Hay que mejorar la regulación que se tiene de los centros haciendo cumplir la Norma Oficial Mexicana 028, y tiene que haber una serie de instrumentos de trabajo que puedan ser revisados y auditados: los expedientes clínicos, por ejemplo, que son datos confidenciales, deben estar accesibles a la autoridad cuando sea necesario”.

La Encuesta Nacional de Adicciones 2008 reporta que en México hay 4.5 millones de personas consumen alguna droga, es decir, 1 millón más que hace 6 años.
Y que el número de adictos crónicos se incrementó en un 51 por ciento, al pasar de 307 mil, en el 2002, a 465 mil personas, en el 2008. La edad de inicio al tabaquismo es de 13 años; de alcohol a los 15 y a las drogas ilegales a los 18 años, aunque ésta puede darse antes.
Pero más allá de la mariguana, cocaína, los inhalables, que son las drogas de mayor consumo en el país, las autoridades están también preocupadas con las combinaciones de sustancias que hacen los jóvenes.

“Nosotros tenemos dos drogas que nos están llamando la atención y que tenemos que monitorear, uno es el crack, que es pasta de cocaína, cocaína base, y la otra son las mentafetaminas, cristal, que son consumidas especialmente en el norte del país y que está siendo motivo de internamiento mucho más frecuente que anteriormente, son drogas nuevas”
Actualmente, abundó, estamos monitoreando “la combinación de ciertas bebidas euforizantes con taurima, tipo Red Bull, con alcohol y también la combinación de nitritos, de nitratos, que son sustancias que se pueden inhalan, que se están combinando con cocaína, alcohol o viagra para mayor satisfacción sexual”.

No hay comentarios:

Búsqueda personalizada