sábado, 20 de marzo de 2010

Distribuidor en calle 7 complica el tránsito

(El Universal): Lucinda Álvarez vive en el municipio de Nezahualcóyotl, estado de México. Igor Ayala, en la colonia Pantitlán, en el Distrito Federal. Ambos padecen desde hace dos años las consecuencias del retraso en la construcción del distribuidor vial Chimalhuacán-Calle 7.

“Para atravesar la avenida es un peligro porque los chimecos se avientan, cuando ya te das cuenta tienes cinco encima de ti”, denunció Lucinda Álvarez quien diario atraviesa Calle 7 —continuación de Periférico en la zona oriente— para llevar a su hijo a la escuela.

Para Igor Ayala el problema es que los chimecos, camiones, combis y microbuses se meten a las calles de la colonia “para cortar camino” hacia el paradero de Pantitlán. “Porque en este cruce hay mucho tráfico y tarda hasta una hora a veces en pasar un camión”. Ellos forman parte de las 250 mil personas que, diputados locales estiman, se han visto afectadas por la construcción del Distribuidor Vial Chimalhuacán-Calle 7 —que se tenía previsto terminar el año pasado— y ahora se prevé que esté listo para agosto próximo.

El problema también es para quienes trabajan en la zona. Un grupo de seis dueños de refaccionarias y talleres mecánicos sobre avenida Chimalhuacán comentaron que desde hace seis meses su trabajo se ha ido en picada.

Santiago Hernández, quien renta su local por 2 mil pesos, aseguró que ya no tiene clientes porque la avenida está cerrada por las obras. “Vamos con los ingenieros para ver si nos dan un apoyo económico y ellos nos dicen que vayamos al municipio, y el municipio, que vayamos con los de la obra”, expuso.

En un recorrido por la zona, se constató que atravesar Calle 7 es complica do para los peatones. La presencia del banderero no inhibe que los chimecos se avienten sobre las personas e incluso se atraviesan por los camellones para burlar el tránsito vehicular.

Por tal motivo, el diputado local perredista, Erasto Ensástiga, dijo que demandaría a las autoridades la pronta liberación de los recursos del Fondo Metropolitano para que se terminen los trabajos del distribuidor vial Calle 7-Chimalhuacán que se espera concluir en agosto próximo con una inversión de 190 millones de pesos.

La obra, para concluirla en su totalidad, requiere la compra de 14 predios particulares ubicados sobre Calle 1, en el municipio de Nezahualcóyotl, para construir una gaza de incorporación.
Pero autoridades de la Secretaría de Obras del Distrito Federal señalaron que si no se logra la adquisición de los terrenos se podrá “prescindir” de la gaza y el distribuidor vial estará a un 90% de su capacidad.

El distribuidor vial tendría que haber estado listo a principios del 2009; además de la falta de recursos, vecinos de los predios a expropiar se niegan a abandonar sus propiedades.

No hay comentarios:

Búsqueda personalizada